09 marzo 2015

SER VERDADEROS






"Mejor es el pobre que camina en integridad, Que el de perversos labios y fatuo. El alma sin ciencia no es buena, Y aquel que se apresura con los pies, peca. La insensatez del hombre tuerce su camino, Y luego contra Jehová se irrita su corazón. Las riquezas traen muchos amigos; Mas el pobre es apartado de su amigo. El testigo falso no quedará sin castigo, Y el que habla mentiras no escapará."                                                  
                Proverbios 19:1-5 

Un rey necesitó designar un nuevo ministro para el cargo más alto dsu reino. Para ello, organizó un concurso especial acerca de la mentira: quién podría pronunciar la mentira más grande. Todos sus ministros se inscribieron, y cada uno fue y dijo su mentira más grande. Pero el rey no estuvo satisfecho; sus mentiras parecían pobres. El rey, entonces, preguntó a su consejero más confiable:  
–¿Por qué no te presentaste al concurso? 
–Majestad, lamento haberlo defraudado, pero no puedo inscribirme en ese concurso –contestó el consejero. 

-¿Por qué no? –preguntó el rey. 
-Porque nunca miento –respondió el consejero. 
El rey decidió designarlo a él para el cargo. 


Como pecadores, mentir es para nosotros más fácil de lo que pensamos; por ello, cuán cuidadosos debemos ser con nuestras palabras. Somos llamados a ser verdaderos siempre, asi perdamos, pase lo que pase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada